Taller Cadius Donostia de mayo

Antes de que acabe el mes de mayo, volvemos a la carga con un nuevo taller Cadius en Donosti. Os dejo los datos del evento.

Fecha: Viernes, 29 de mayo de 2009.
Hora: 16,30 h.
Lugar: Casa de cultura Ernest Lluch. Paseo de Anoeta, 7. Ver en el mapa

Programa:

  1. Cómo y cuando utilizar la API de Facebook, David González.
  2. Trourist. Historia del proyecto, desarrollo y presentación de esta red social de viajes, Jokin Bereciartu.
  3. Zend Framework, Luis Artola.

Os animo a todos a que os paséis porque va a estar muy bien site!

Crónica taller Cadius Donostia de mayo

El pasado viernes celebramos un nuevo taller Cadius en Donostia en donde nos juntamos unas 25 personas de toda la provincia con ganas de compartir experiencias y conocimientos.

Abrió fuego David González con una ponencia sobre la API de Facebook, en la que nos explicó todos los requerimientos necesarios para crear una aplicación en Facebook. Terminó su ponencia abriendo un polémico debate entre los allí presentes sobre la utilidad de dichas aplicaciones y la utilidad en general de todo Facebook.

La siguiente ponencia correspondía a los chicos de Trourist, en donde nos presentaron su red social, explicándonos cómo surgió la idea inicial, su plan para darse a conocer, su modelo de negocio,… Hay que destacar que en esta charla también se produjo un intenso debate sobre las funcionalidades de la red social y la forma de conseguir crear una buena comunidad. En esta charla también intervinieron los responsables del desarrollo y diseño de la aplicación, por una parte Aitor García de Linking Paths y por otra Goio Telletxea y Ana Malagón de La Personnalité.

La última ponencia corrió a cargo de Luis Artola y su ponencia sobre Zend Framework, este era un tema que a mí personalmente se me escapaba pero que resultó realmente interesante para los programadores que se encontraban en la sala.

Simplemente quiero dar las gracias a todos los ponentes que hicieron un esfuerzo por estar allí, pese a algunos contratiempos como la muerte del portátil de David esa misma mañana, o algunos problemillas que tuvimos con la red de la casa de cultura.

Cita previa de DNI, también tira nuestro dinero

Tengo el DNI a punto de caducar, así que el otro necesité acceder a la web de cita previa de DNI, web que pone a nuestra disposición el Ministerio del Interior para supuestamente agilizar trámites y ahorrar tiempo.

Sin embargo, nada más acceder con mi navegador Firefox me encontré con este fantástico error:

Sencillamente me parece de vergüenza lo que pasa en este país con las webs de la administración pública y la forma que tienen de tirar el dinero público, porque precisamente no se manejan unos presupuestos modestos en este tipo de proyectos de la administración.

Parece que últimamente nos estamos acostumbrando a este tipo de chapuzas:

Claramente se debería pedir la cabeza de los analfabetos tecnológicos responsables de estas chapuzas.

Se está hablado de todo esto en Loogic.

Validaciones de formularios al vuelo, ¿sí o no?

En los últimos tiempos estoy viendo muchos formularios con validaciones al vuelo, utilizando Ajax, jQuery y demás. En principio esto parece una ventaja porque le proporcionamos al usuario un feedback inmediato, pero no estoy de acuerdo en que este tipo de validaciones sirvan para cualquier tipo de formulario y para cualquier dato.

Si leemos algunos estudios publicados vemos que los formularios con validaciones al vuelo se tardan menos tiempo en completar porque el usuario tiene la vista puesta en ese campo y recibe el feedback al momento, sin necesidad de esperar a completar todo el formulario y hacer clic sobre el botón de “envíar”.

Sin embargo, creo que no es adecuado abusar de las validaciones al vuelo y sólo tienen sentido en determinadas situaciones.

Las validaciones al vuelo sólo son realmente útiles para aquellos campos con los que el usuario no está familiarizado. Un ejemplo en donde sí me parece útil es el campo nick en un formulario de registro en el que no sabes si ese nick está ya ocupado o no. En ese caso una confirmación inmediata da al usuario la seguridad de que va por el buen camino.

Por el contrario, en un campo “nombre” y “apellido” no le veo sentido a la validación al vuelo. Son datos que el usuario conoce perfectamente y no espera ni necesita ninguna validación. Estos campos se suelen rellenar muy rápido y se da la circunstancia que desde que se rellena el campo hasta que aparece el mensaje o icono de “ok” hay un pequeño lapso de tiempo en el que el usuario ya ha pasado tanto visual como mentalmente al siguiente campo, por lo que el hecho de que aparezca la validación, no hace nada más que desviar la atención y no aporta nada positivo.

Yo personalmente me inclino por no hacer un uso abusivo de este tipo de validaciones y procurar que el formulario esté claro y con algunas pequeñas ayudas visuales, como por ejemplo mostrar el formato de la fecha. De esta manera no necesitamos agobiar al usuario con continuas validaciones.

¿Qué opináis vosotros al respecto?

Resultados personalizados en Google

Hace tiempo comentaba que me había puesto como objetivo llegar al primer puesto en Google.es por la búsqueda “Jon”, ahora, 4 meses después de aquello me he asentado en la 1ª página de resultados.

No descubro nada nuevo si digo que Google personaliza los resultados dependiendo de si estás logueado con tu cuenta de Gmail o deslogueado, sin embargo esta es la primera vez que veo con mis propios ojos esta diferencia en una de las keywords que sigo. Y eso es lo que está sucediendo en estos momentos al buscar “Jon“, si estoy logueado, este blog aparece en 2ª posición, sin embargo si realizo la búsqueda sin estar logueado, es decir, de forma anónima, este blog aparece en 5ª posición.

Google va almacenando el historial de búsquedas que realizo y a las páginas que accedo tras realizar esas búsquedas, así que podemos decir que Google va aprendiendo y va variando sus resultados según nuestras preferencias.

Sé que a muchos el Gran Hermano Google le da muy mal rollo, como a mi compi Patripe, pero realmente me parece una mejora y hay que recordar que no estamos obligados a utilizar ni el buscador de Google, ni Gmail, ni ningún otro servicio suyo.